Maternidad y deporte

Maternidad y deporte

Hola Astronautas!

Hoy nos hemos subido a nuestro cohete de “La vida en peque” para hablaros de la Maternidad y el Deporte.  Sí, queridos papás, el post se lo dedicaremos a las mamás, pero os prometemos que más adelante dedicaremos un post entero solo para vosotros!! ;)

Durante el embarazo cuidamos mucho nuestra alimentación, intentamos llevar una vida saludable, salir a caminar, e incluso  asistimos a clases de preparto. Nos cuidamos nosotras para crear un entorno perfecto en el que nuestro bebé se desarrolle sano y en las condiciones más óptimas. Pero, una vez hemos dado a luz, nosotras quedamos en un segundo plano y toda nuestra atención se centra en el bebé. 

Deporte en el embarazo

Así que mamá, el primer paso que tienes que dar es encontrar tiempo para ti. Sólo para ti. Para hacer un poco de deporte y cuidar de ti misma. Te lo mereces.

Es normal que el bebé pase a ser el centro de nuestras vidas, es nuestro pequeño tesoro, y nos dedicamos en cuerpo y alma a cuidar de él, sufrir por él, vivir por él. Pero debemos tener en cuenta que el cuerpo de la mujer sufre muchos cambios durante el embarazo, tanto físicos como hormonales, y es importante que tomemos conciencia de ello y busquemos tiempo para cuidarnos. Pensad que si nosotras estamos bien, mejor estarán nuestros peques, porque tendremos toda la fuerza y energía que ellos precisan de nosotras. Así que, pasada la cuarentena postparto, consulta con tu médico a ver si ya puedes empezar a hacer ejercicio. Éste te aconsejará en función de cómo evolucione tu recuperación.

practicar deporte después del parto con bebé

Sé que más de una estaréis pensando “Con lo que me cuesta encontrar cinco minutos para ducharme, ¿cómo voy a encontrar una hora para hacer deporte?”. Y creedme, lo entiendo, pero aunque parece imposible, el tiempo lo encuentras. Solo tienes que cambiar  tu lista de prioridades y empezar a ponerte en una de las primeras posiciones.

Una vez encuentres tiempo para ti, tómatelo con calma y disfrútalo como se merece. Intenta dejar a un lado tu yo “mamá”, relaja tu mente y céntrate en la actividad que estás realizando y en tu respiración. Tu cuerpo asimilará mejor los beneficios del ejercitico y tu mente agradecerá esta pequeña pausa. 

deporte después del embarazo

A la hora de decidir hacer deporte, puedes realizar cualquier actividad física que apetezca. Lo que debes tener en cuenta es tu estado físico actual, teniendo en cuenta todos los cambios que ha sufrido tu cuerpo con el embarazo. No empieces con intensidad, solo te serviría para contracturarte o lesionarte. El ritmo del ejercicio debe ir en progresión. Empieza suave y analízate. Encuentra tus límites poco a poco. Trabájalos y ves exigiéndote cada vez más en función de lo que tu cuerpo responda. No tengas prisa. Piensa que el objetivo es tu bienestar.

Lo más recomendado es empezar por estiramientos, que nos ayudan a mejorar nuestra postura, a destensar los músculos y a relajarnos. Combínalos con ejercicios hipopresivos, que nos ayudan a moldear abdomen y lumbares, reforzar el suelo pélvico (algo que ya empezaste a trabajar en las clases de preparto) e incluso a reducir la cintura.

hacer deporte después del parto yoga wobbel

Una vez tu cuerpo se vaya nutriendo de esta actividad física, si ves que te pide más, dale más. Si te gusta un deporte en concreto, practícalo. Si te gusta salir a correr, corre. Si haces lo que te gusta lo disfrutarás más y le sacarás más beneficio.  

deporte después del parto

Si nunca has practicado ningún deporte, hay centros en los que se imparten clases dirigidas que trabajan estos ejercicios, como el Yoga o el Pilates. En mi caso, empecé con el Yoga hace un mes. Voy 2 veces por semana, y estoy encantada. Al principio me sentía como un robot, mis articulaciones estaban oxidadas, estaba en clase y solo pensaba en las cosas que tenía que hacer al salir de allí, pero a día de hoy puedo decir que soy capaz de estar una hora centrada en mi, mis movimientos son más harmónicos, mis dolores de espalda parece que son menos, incluso mi humor creo que ha cambiado. Relativizo más, priorizo distinto, y estoy contenta conmigo misma.

Y si esto de hacer deporte crees que no va contigo, no importa. Hay muchas maneras de realizar ejercicio físico, como el baile. Tengo una amiga que va a clases de Zumba y está muy contenta. Dice que es muy divertido, que estás bailando y no piensas en otra cosa, te centras en la música y en hacer los movimientos. Es cansado y exigente y le da caña a tu cuerpo. Sé que está satisfecha y contenta consigo misma también.

Deporte después del parto

Realmente el día a día de los pilotos de la nave familiar es muy intenso, pero debemos poder parar, respirar, y analizarnos a nivel individual. Con esto queridas mamás no pretendo más que deciros que os deis la importancia que os merecéis. Cuidaros, mimaros y quereros mucho. ¡Vuestros peques os necesitan fuertes, sanas y felices! 

Enviar una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No se mostrará)
   Sitio web: (Url del sitio con http://)
* Comentario:
Escribe el código: